Se acerca el día y muchos  a lo mejor no tenéis pensado todavía qué vais a preparar de postre, así que os recomiendo este tronco de navidad relleno de trufa.  Muy vistoso, parece más difícil de lo que es en realidad, y se prepara tan rápido como cualquier otro pastel, con la diferencia de que es un clásico francés que nunca pasa de moda y que suele gustar tanto a niños como a mayores.
En esta ocasión va tanto la cobertura como el relleno igual, pero por supuesto que lo podéis variar a vuestro gusto y añadirle en su interior nata, crema pastelera, crema de turrón o incluso de castañas dulces. Lo que si os invito es que no cambiéis la cobertura, en este caso es muy fácil de extender y seca rápidamente, sin quedar excesivamente dura para hacerle los dibujos de tronco de  árbol. Bueno, os dejo con la receta.

 

Tronco
de Navidad

Ingredientes

  • Para el bizcocho: 4 huevos L, 2 yemas, 100 g de harina con levadura incorporada, 100 g
    de azúcar, unas gotas de zumo de limón
  • Para la crema de trufa:  400 g de chocolate de
    repostería de calidad, 250 g de mantequilla, 50 g de azúcar, 200 ml de nata
    montada
  • Para el almíbar : 50 g de ron, 50 g de agua, 50 g de azúcar

Comenzamos preparando el almíbar. Para ello en un cacito añadimos los ingredientes y lo cocemos
durante diez minutos a fuego medio. Una vez pasado el tiempo lo reservamos para
que se temple.

Después pasamos a preparar la crema de trufa. Derretimos el chocolate y el azúcar junto
con la mantequilla al baño maría. Dejamos templar y le añadimos la nata montada
suavemente para formar la crema. La reservamos en un bol tapado con film en un
lugar fresco pero no en la nevera.

Para elaborar el bizcocho comenzaremos precalentando el horno a 180 grados con calor
arriba y abajo
. Forramos una bandeja de horno con papel siliconado.

Con una batidora de varillas montamos a punto de nieve las claras con unas gotas de
zumo de limón
y las separamos para un bol. Batimos las yemas de huevo junto con
el azúcar, añadimos la harina con la levadura incorporada y tamizada y por
último incorporamos las claras batidas a punto de nieve con cuidado de que o se
bajen.

Extendemos con una espátula la masa por toda la bandeja dejándola como de medio centímetro
de grosor y horneamos durante 12 o 15 minutos. Una vez pasado el tiempo volcamos
el papel de horno con el bizcocho encima de un paño de cocina limpio, le vamos
retirando suavemente el papel y enrollamos el bizcocho en el trapo, dejándolo
enfriar así enrollado.

De nuevo lo estiramos, lo pincelamos con el baño de ron y le extendemos la mitad
de la crema de trufa. Lo enrollamos con cuidado y le cortamos  los extremos con un cuchillo afilado para
igualar. Con una espátula le vamos añadiendo el resto de la crema por la
superficie
y le hacemos con una brocheta o un tenedor las líneas y nudos
imitando un tronco. Decoramos con fondant imitando unas hojas de acebo o con
decoración no comestible.

 

 

Bueno, ya os veo poniendo en práctica estas fiestas el clásico Bûche de Noël y sobre todo disfrutarlo. Os deseo unas felices navidades, ha sido un placer teneros de visita en mi cocina durante este año.
Mil besos
Comparte si te ha gustado!Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn