Hola a todos, para compensar un poco  los excesos navideños hoy para variar no os traigo nada dulce, sino una tarta de verduras, fácil, rápida y muy apetecible, una tarta Ratatouille.




Las
tartas saladas son una opción estupenda para una cena rápida, y más reconfortantes
en los días de invierno que una ensalada, quizá en este caso más calórica que éstas por causa del queso y del hojaldre, pero bueno un día es un día ;). Pero
ésta en la que me inspiré, una receta de mi musa Donna Hay me ha gustado
especialmente, por la suavidad de su relleno y ese toque aromático de las
hierbas
que se le añaden.
En este
caso he preparado un hojaldre casero que me gusta hacer mucho por navidades
para preparar un postre típico de aquí de Asturias, las casadielles, con lo que
me había sobrado me dio justo para hacer una tarta ratatouille, un plato de origen
francés que me encanta en su versión original y que si queréis preparar podéis ver la receta que había publicado en su momento en Directo al Paladar, que sale
muy rica. 

 

Pero por supuesto vosotros para simplificar la receta o simplemente porque no os atrevéis o no tenéis tiempo, siempre podéis comprar una lámina de hojaldre refrigerado. Yo lo he colocado, para que quede crujiente en la base y no se humedezca tanto con el relleno de queso, encima de un molde para pizza y con la rejilla del horno en la parte de abajo, así ha quedado dorada la base y menos “cruda”, problema que ocurre en este tipo de masas cuando ya se hornean rellenas.
Con la tarta Ratatouille estaremos tomando tres verduras habituales en nuestros menús pero que juntas combinan a las mil maravillas, berenjena, tomate y calabacín, todo sobre una suave cama de queso ricotta. Un ratito al horno y nuestra cena preparada acompañándola de un simple caldo de verduras calentito.

 

Tarta Ratatouille

Ingredientes para una tarta de 25 centímetros de diámetro

  • 1 lámina de hojaldre mejor circular, queda más bonita la presentación
  • 200 g de queso Ricotta
  • 40 g de Parmesano rallado
  • Unas hojas de albahaca fresca picada
  • 1/2 calabacín
  • 1/2 berenjena
  • 6 tomates cherry
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • Sal y pimienta

-Comenzaremos precalentando el horno a 200 grados, con la rejilla en el primer piso y calor arriba y abajo.
– Estiramos nuestra masa de hojaldre en un molde para pizza o bien en un papel para horno doble. Metemos de nuevo en la nevera.
– Mezclamos el queso Ricotta con el Parmesano rallado, le añadimos la albahaca picada menuda. Lo extendemos en el fondo de la masa de hojaldre, dejándolo separado como unos cuatro centímetros de los bordes.
– Cortamos el medio calabacín y la media berenjena en rodajas y partimos los tomates cherry a la mitad o en cuartos. Colocamos en círculo las verduras acabando en la parte central con los cherry. Añadimos el aceite de oliva por encima y el orégano.
– Damos la vuelta al borde libre del hojaldre haciendo unas ondas con los dedos.
Horneamos durante treinta minutos o hasta que veamos el hojaldre dorado y la verdura hecha.
Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Fácil

 

Espero que disfrutéis de esta tarta Ratatouille tanto como yo, ya la he convertido en un clásico en casa, da mucho menos menos trabajo que una pizza, es mucho más ligera y los niños se la comen con solo oírle el nombre 😉
Nos vemos pronto.
Sed felices y comenzar disfrutando de este nuevo 2013.

 

Comparte si te ha gustado!Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn