Si no me canso, éste de momento sería mi desayuno perfecto para las mañanas. Y es que estas magdalenas de naranja son tan tiernas, suaves
y ricas, que me encanta encontrármelas dentro de mi “guardapasteles” de cristal e
ir partiéndolas a la mitad con un cuchillo, haciéndome a la idea de que como poquitas, aunque al
final me acabe tomando la misma cantidad que si les hubiera hincado el diente
enteras desde un principio.
Y es que verdaderamente están deliciosas con ese toque de naranja, pero aunque no llevan mantequilla, si llevan
una pequeña cantidad de nata y algo aceite que les dan su punto calórico. Si os
consuela como a mí, pensad en que es una receta en donde salen tantas magdalenas que esos
ingredientes grasos van a ir bastante repartidos, y que en cada una de ellas tocarán a
poco.
Eso sí, cuando queráis presentar unas magdalenas con un
aspecto increíble y un copete importante, y por supuesto con las que nunca vais
a fallar y quedaréis siempre bien, esta es vuestra receta, así que a guardarla
se ha dicho como oro en paño.
Podéis prepararla con una batidora de varillas o si tenéis Thermomix
con él para facilitar el proceso de batido, aunque si no disponéis de estos
electrodomésticos, incluso haciéndolo a mano saldrán bien, no os preocupéis. Eso
sí, es importante batir unos cuantos minutos para lograr estas magníficas
magdalenas de naranja, que por supuesto pueden ser de limón, de vainilla… de
lo que se os ocurra, solo con cambiar la esencia base.

Magdalenas de naranja

Ingredientes para 20 magdalenas

  • 350 g de harina con levadura incorporada en
  • 200 g de aceite de girasol
  • 250 g de azúcar más un poco para espolvorear
  • 100 ml de nata para montar
  • 4 huevos L a temperatura ambiente
  • El zumo de media naranja
  • Ralladura de media naranja

1- Comenzaremos batiendo con la batidora de varillas en un bol los huevos con el azúcar y la ralladura de naranja durante diez minutos, hasta que los veamos muy espumosos. Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 200 grados. En THX ( 7 min, 37º, vel 3 con mariposa).
2- Añadimos el aceite de girasol, la nata y el zumo de la media naranja y seguimos batiendo durante otros cinco minutos. En THX (3 min, vel 2 con mariposa).
3 – Añadimos la harina con levadura incorporada y ya a mano la añadimos al resto de la masa, sin sobremezclar, solo lo justo para no ver grumos. En THX (6 seg, vel 6 sin mariposa).
4 –  Con una bolsa de congelados o una manga pastelera vete rellenando las cápsulas de papel colocadas en un molde metálico, añade masa hasta llegar a los tres cuartos de altura de la cápsula. Deja reposar diez minutos, paso importante para que la magdalena suba correctamente. Añade un poco de azúcar en la superficie de cada una y hornea durante dieciocho minutos a esa temperatura. Dejarlas cinco minutos en el molde metálico y seguidamente pasarlas a una rejilla para que sigan enfriando.

 

 

 

 

Blanditas, muy tiernas y con ese suave sabor a naranja, fruta de temporada a la que hay que sacarle todo su jugo en estos meses que después ya no son lo mismo, están irresistibles.

Buen fin de semana

 

Comparte si te ha gustado!Share on Facebook
Facebook
Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin