Que mejor que acabar el año con un dulce capricho de vainilla, tierno y suave como estos macarons. Espero que el año que dejamos os haya traído muchos momentos felices y si no ha sido así, pues afrontar éste que empieza con optimismo y creyendo que va a ser el mejor. ¡¡Os deseo todo lo bueno para el 2012, gracias a todos por estar aquí conmigo día tras día!!

Macarons de vainilla

Ingredientes

 

  • 110 gr de almendra en polvo
  • 225 gr de azúcar glas
  • 120 gr de claras de huevo
  • 50 gr de azúcar
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo entero + 2 yemas
  • 80 gr de azúcar
  • 25 gr de agua

Comenzaremos preparando la crema de mantequilla. Para ello pesa todos los ingredientes por separado. Bate la mantequilla reblandecida para obtener una mantequilla en pomada. Echa el huevo entero y las dos yemas en el vaso de un robot. Reserva.

En un cacito pon el azúcar y el agua a calentar a fuego medio hasta los 121 grados. Cuando marque el termómetro 110 grados bate los huevos a velocidad máxima con la vainilla y luego sin dejar de batir vete añadiendo por el bocal el azúcar hirviendo. Bate unos cinco minutos hasta que la mezcla esté templada. Añade la mantequilla. Bate otros cinco minutos hasta obtener una crema lisa. Cubre con papel film y déjala hasta que rellenes los macarons a temperatura ambiente. Después ya hay que refrigerarla.

Las claras para los macarons debes de saber que han de estar un día o dos como mínimo en la nevera tapadas con un film con unos agujeritos hechos con un cuchillo para que envejezcan. Antes de batirlas sacarlas unas horas a temperatura ambiente.

Pesa por separado todos los ingredientes. Tritura la almendra en polvo con el azúcar glass 30 segundos a velocidad 3 o en un robot de cocina que tu tengas. Tamiza esta mezcla. Bate las claras a punto de nieve firme, añadiendo el azúcar normal poco a poco. Echa la mezcla de almendra y azúcar glas de una vez en las claras. Incorporar con una espátula con movimientos envolventes del centro al exterior girando un cuarto de vuelta el bol. La masa debe de quedar lisa, brillante y suelta, pero no líquida. Parecerá la masa de un bizcocho ligero.

Rellena la manga pastelera con una boquilla del número 10 y vete haciendo las conchas encima de un papel sulfurizado. Dejalas reposar entre 45 minutos a 1 hora o hasta que al tocarlas no manchen los dedos.

Precalienta con turbo el horno a 150 grados. Hornear cada placa durante 12 ó 15 minutos. Déjalas enfriar para separarlas del papel. Rellenar con la crema de mantequilla y vainilla. Refrigerar un día antes de tomarlos.

¡¡ FELIZ ENTRADA DE AÑO !!

Besos… ESTHER

Comparte si te ha gustado!Share on Facebook
Facebook
Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin