Cuando cae la tarde y la gente sale a pasear en busca de algún regalo en los mercadillos navideños, también es la hora en la que los alemanes toman este delicioso vino caliente especiado llamado por ellos glühwein.

Aunque es una preparación tradicional que cada vez se extiende a más países, realmente yo nunca lo había preparado y ¡mira que le tenía ganas a la receta!, pero pasaba una navidad tras otra y no se daba la oportunidad de hacerlo, aún como veréis es de lo más sencillo.

Ahora que lo he probado por fin, entiendo porque en esas tardes frías de navidad es la bebida preferida de esta gente, y es que realmente es ideal para entrar en calor y animar cualquier charla con unos amigos alrededor de una chimenea, aunque se sube a la cabeza a la misma velocidad que te calienta el cuerpo.

En esta ocasión, y más al gusto tradicional, lo he preparado con vino tinto, aunque también existe una versión con blanco en donde se cambiarían los clavos de olor por uvas pasas, y que espero sea la próxima versión que pruebe.

 

GLÜHWEIN

Ingredientes:

 

  • Una botella de vino tinto de calidad tipo Rioja, Borgoña
  • 2 ramas de canela
  • 2 clavos de olor
  • 4 estrellas de anís
  • 120 g de azúcar moreno
  • 1 limón sin tratar
  • 1 naranja o 2 mandarinas sin tratar

En una olla ponemos la mitad del vino tinto a calentar, que cubra solamente el fondo de la olla.

Añadimos los clavos de olor, las ramas de canela, el anís estrellado y el azúcar moreno. Calentamos hasta que se disuelva el azúcar.

Añadimos la fruta cortada en rodajas, el resto del vino y calentamos hasta justo antes de que empiece a hervir.

Dejamos reposar 15 minutos.

Servir bien caliente.

 

Comparte si te ha gustado!Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn