Como intento incorporar fibra en mi dieta y me cuesta muchísimo, siempre estoy “prueba que te probarás” distintas marcas de galletas que la incluyan para ver si doy con mi fórmula ideal, pero lo cierto es que no lo consigo, así que no soy fiel a ninguna en especial pues todas rápidamente me cansan.

Por otra parte me encanta hornear galletas, nunca me da pereza prepararlas, así que receta que veo que incluya harina integral receta que pruebo y he de deciros que casi siempre logro mejores resultados que con las comerciales, en las cuales además cuando lees la proporción de ingredientes la cantidad de fibra en forma de harina integral suele ser mucho más baja de lo esperado.

Pero también soy golosa, así que no me resisto a añadirles algún detallito como frutas desecadas, canela, cinco especias o como en esta ocasión chocolate en forma de pepitas, que así además hace que mi hijo las vea con “otros ojitos” y no le importe probar aunque no sean de las que anuncien en la tele.

 

Galletas integrales con pepitas de chocolate

Ingredientes para docena y media de galletas

 

  • 150 g de harina todo uso
  • 60 g de harina integral
  • 60 g de copos de avena
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 60 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 130 g de azúcar morena o blanquilla
  • 1 huevo L a temperatura ambiente
  • 50 g de pepitas de chocolate
  • 2 cucharadas soperas de agua

* En un bol o en el vaso de un robot añadir la mantequilla junto con el azúcar y batir hasta que blanquee. Seguidamente añadimos el huevo batido y lo incorporamos.
* En un bol mezclamos las dos harinas, los copos de avena y la levadura, la añadimos a nuestra mezcla anterior y vamos amasando hasta que no se nos pegue en los dedos, añadiendo si es necesario las cucharadas de agua.
* Precalentamos el horno a 180 grados con calor arriba y abajo.
* Esta masa es de corte, así que podemos estirarla entre dos papeles de horno y dejarla reposar en la nevera una hora para después cortar las galletas con un cortador o bien podéis dejarla en forma de bola reposando en frío e ir a la hora de prepararlas haciendo bolitas del mismo tamaño que aplastaréis simplemente con la base de un vaso, aunque así os quedarán un poco más irregulares. Las disponemos en una placa forrada de papel sulfurizado un poco separadas unas de otras.
* Horneamos durante veinte minutos aproximadamente. Las retiramos y las dejamos reposar durante cinco minutos en la placa, pasándolas después con cuidado para una rejilla hasta que enfríen.

 

Comparte si te ha gustado!Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn