Ahora que empiezan las cenas de verano nada mejor que hacerse con unas buenas recetas de entrantes para triunfar con nuestros invitados. Así que os recomiendo, si sois amigos de los sabores dulces y salados, estos “cigarros” que os traigo hoy y eso que no soy fumadora, pero me han conquistado totalmente con la superficie crujiente que le aporta la masa filo y su interior cremoso con un sabor muy particular.

Fáciles de hacer, no tardaréis más de veinte minutos, quedan genial presentados con más aperitivos en cualquier comida de picoteo. Os recomiendo eso sí los sirváis calientes para que el queso de cabra todavía esté derretido, aunque alguna que otra vez que he preparado muchos y me han sobrado también los he tomado fríos y siguen estando deliciosos.

 

 

Cigarros de pasta filo con cabra, miel y romero

 

Ingredientes para 16 unidades

 

  • 1 paquete de pasta filo
  • 200 g de queso de cabra fresco cremoso
  • 1 cucharada sopera de miel
  • 1 ramita de romero fresco
  • 50 g de mantequilla fundida
  • Sal y pimienta

– Comenzaremos precalentando el horno a 200 grados.

– En un bol mezclamos el queso fresco de cabra, la miel y la ramita de romero picada. Unimos con un tenedor hasta formar una pasta. Salpimentamos.

– Abrimos nuestra pasta filo y separamos en dos partes la mitad de las hojas. Cada bloque de pasta lo dividimos en ocho rectángulos cortándola mejor con unas tijeras.

– Derretimos la mantequilla en el microondas o en un cacito al fuego y vamos pincelando con un pincel de cocina las distintas capas de pasta.

– Repetimos la mezcla de queso poniendo una tira larga en el borde de cada rectángulo de masa.

– Vamos cerrando cada uno como si liáramos un cigarrillo y los colocamos en una placa de horno forrada con papel sulfurizado.

– Horneamos diez minutos o hasta que los veamos dorados.

 

Disfrutar de las vacaciones!!

Comparte si te ha gustado!Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn