Hola a todos, ya de vuelta a la rutina y de vuelta a nuestros desayunos diarios contra reloj para poder llegar a tiempo a todos los sitios. Por eso hay que comenzar de nuevo a hornear deliciosos bizcochos que nos hagan los madrugones más llevaderos.
El cake que os traigo hoy me llamo la atención más que por sus ingredientes, pues ¿quién no ha hecho alguna vez un bizcocho de limón o de naranja?  por su forma de prepararlo, que me pareció curiosa y distinta al sistema habitual de batir la mantequilla con el azúcar primero para seguir añadiendo el resto de ingredientes.
El resultado ha sido un bizcocho muy tierno y jugoso pues lleva un glaseado ligero con zumo de naranja pero que no llega a resultar empalagoso, en casa ha gustado mucho, así que otro cake más a añadir a los imprescindibles en los desayunos.
Como hay que echar la mantequilla en trocitos e ir integrando poco a poco en la masa creo que es importante contar para hacerlo con un robot de cocina o batidora con pala, pues a mano intuyo que debe de ser difícil de que quede bien mezclado. Yo en mi caso lo hice con la Kitchen Aid.

 

Cake de naranja glaseado

Ingredientes:

 

  • 180 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 huevos L
  • 3 cucharadas de leche
  • 180 gr de harina de repostería
  • 170 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharada de ralladura de naranja
Para el glaseado
  • 75 gr de azúcar
  • 80 ml de zumo de naranja
Precalentar el horno a 180 grados con calor arriba y abajo o a 160 con turbo. En un bol mezclar los huevos batidos y la leche. Combinar hasta que estén mezclados.
Mientras en el vaso de un robot de cocina mezclar la harina, el azúcar y la levadura química. Batir a velocidad media hasta que estén mezclados todos los ingredientes secos. Ahora ir añadiendo la mantequilla en porciones, como en catorce cuadraditos más o menos, echando de uno en uno y mezclando bien. No añadir el siguiente hasta que no veamos integrado el anterior.
Cuando acabemos de mezclar la mantequilla, añadir la mezcla de leche y huevos. Remover a velocidad media y echar en el molde. Hornear durante 55 minutos más o menos.
Mientras que se hace el cake, vamos a preparar el glaseado. En un cacito pequeño echar el zumo y el azúcar, subir el fuego hasta que el azúcar se haya disuelto, entonces bajar a fuego medio y cocer durante siete minutos o hasta que se haya reducido el almíbar a la mitad. En cuanto salga el cake del horno y lo desmoldemos, añadir el glaseado templado en el cake todavía caliente para que lo absorba bien.
Bueno y ahora ya casi a mediados de mes tenemos que pensar en ir cumpliendo nuestros propósitos para el año que comienza. ¿Ya has empezado con ellos?…
Buena semana
ESTHER
Comparte si te ha gustado!Share on Facebook
Facebook
Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin